Entrevista con la muerte

Por Franco Augusto

No esperaba verla y darme cuenta que sería un hombre, y es que en castellano la muerte es palabra femenina, y yo todo pendejo esperando a “la santa muertemientras que en lengua náhuatl, Mictlantecutli es masculino, en otras lenguas es una palabra neutra, pero después de lo sucedido, creo que no es ni masculina, ni femenina, ni neutra, es la santísima trinidad de todo esto

La primera vez que nos encontramos queriéndome hacer una entrevista fue en un autobús a plena luz del día, apuntándome con su pistola me preguntó.

-¿Eres avaro niño?

Inmediatamente mi subconsciente me respondió que sí lo era y yo lo sabía, pero mi instinto de supervivencia me abofeteó al instante haciéndome escupir un:

-¡No!, desde luego que no su señoría.

Y Mictlantecutli sonrió y sin pronunciar palabra alguna, con su mano me pidió las cosas mas valiosas que en aquel momento yo traía, una billetera con dinero, tarjetas de crédito y débito, tarjetas de identidad, un celular y un puto reloj para metrosexuales.

Los dí siempre con la vista abajo, para no faltarle al respeto y provocar su ira.

Los metió todos a su saco, y acto seguido le metió un cachazo en la testa al de enfrente por mentiroso, al haber descubierto el dinero que pretendía guardar entre los asientos, justo después de haberle hecho la misma pregunta que a mí un minuto antes. Mictlantecutli ni se rió, ni reclamó, sólo siguió su protocolo entrevistando al resto de los pasajeros. El pendejazo de la testa rajada parecía ya había aprendido la lección al ver su sangre derramada, ese día se la dejaron barata, un cachazo es mejor que un plomazo.

Pero otro mentiroso provocó su ira más culero y fue ahí donde soltó el primer plomazo, a este segundo pobre diablo no se la perdonó y le dejó ir un balazo entre ceja y ceja, y yo, sin deberla ni temerla, recibí en mi cien izquierda el roce de la bala disparada y la sangre en esta embarrada se juntó a la mía recién sacada.

Diría que repentinamente se me apagó la tele, pero la verdad era que veía todo cada vez más blanco, blanco, blanco, blanquísimohasta que quedé inconsciente.

De pronto otra voz hablaba

-Y a este ¿qué le pasó?

Otra entrevista con la muerte, me pensé

Ahora sí que veía todo negro, o mas bien no veía, me sentía atrapado en un cuarto totalmente oscuro, negro, negro, negrísimo, escuchaba todo, pero no podía hablar ni sentir, solo esa voz

-¿Cómo te llamas? me preguntó esa voz femenina que no lograba ver.

-Rubén Darío. respondí

Pero parecía que no escuchaba.

-No reacciona, creo que ya está muerto! dijo la voz

-No estoy muerto! grité bien emputado.

E inmediatamente abrí los ojos y respirando una gran bocanada de aire comencé a enfocar el rostro de lo que parecía la doctora que me acababa de inyectar una buena dosis de adrenalina para revivirme.

Dos entrevistas con este personaje en un día, parecía mucha coincidencia, o me pongo pilas o se me va a seguir apareciendo, pensé.

La doctora se acercó a mi y susurró

-No seas tan avaro, págate un seguro médico, aquí en el hospital no te querían recibir porque no tienes seguro. Ahorita regreso para tomarte los datos. Cuando te demos de alta te va a llegar la cuenta de la ambulancia, los primeros auxilios y esta inyección de adrenalina.

La miré a los ojos y le dije:

-Cuando en verdad me toque la entrevista final, ni el puto seguro médico más caro me va a salvar de esa.

Aún mareado, pero con adrenalina de sobra, me coloqué mi calzado y salí por la entrada principal del hospital y me pensé. A ver a quién le llega esa factura, mis tarjetas de identidad, mi dinero y mi tiempo, ya los había puesto Mictlantecutli en su saco en la primer entrevista.

¡Avaro tu puta madre!

revistarevoltura

Revista de difusión literaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s