Un lupanar con dos trigueñas…

Públicado originalmente en nuestro ejemplar No. 5 ;
desplegamos a continuación la Poesía del autor Dandelion.

colectivo.revoltura@email.com

lupanar

Un lupanar con dos trigueñas…

Un lupanar con dos trigueñas para que Dios me odie-

Un lupanar con dos trigueñas para que el Diablo me visite-

Un lupanar con dos trigueñas para que la Muerte me envidie-

Un lupanar con dos trigueñas que dé al mar

con aroma a concha de mujer.

Un lupanar con dos trigueñas que se bañen de semen lunar

con ventanas a la inmensidad.

Suelta tu pelo-toma mi mano-besa su boca-lame su cuerpo-toca mi sexo-ahora vengan las dos-sube primero-ahora sigues tú-un lupanar con dos trigueñas para amar.

**      **      **

DisUtopías

I

Para amar a una mujer

no debes desear su cuerpo

ni admirar su belleza.

Jamás sucumbir a sus ojos

porque el amor es incierto,

Como la luz del día en la Tundra

O

el silencio de la noche en el Desierto.

A la mujer la debes de amar

con la distancia, la añoranza.

El mar es distancia,

el infinito añoranza.

Y al no tenerlos somos felices,

porque no sabríamos que hacer con ellos.

Ama como a éstos siempre a la mujer.

Las mujeres que tuyas han sido,

no representan amor alguno.

El verdadero amor a una mujer

consiste en saberla inalcanzable.

Es amarla como a Dios

sin esperar respuesta alguna

porque él, tampoco existe.

II

Estoy cansado de guardar la lujuria entre suspiros.

Arañar el perfume de aquellas que usan el mismo embrujo

y viajan por el tran-vía.

Con la nariz erecta busco ese aroma

cubro la entre pierna con la mochila,

cuando encuentro la misma fragancia.

Estoy harto de esas tardes en que sales a comer

y sólo soy capaz de ofrecerte el menú.

Sé tu nombre, sé en donde trabajas, donde vives.

Lo que no sé es porque te deseo tanto.

Estoy hastiado de ver los botones de mi esposa

y de imaginar los tuyos ofrecidos al jefe de la oficina

de llevar la cuenta y aborrecerme por la propina.

Así mi vida, entre lo que tengo y deseo…

III

Y me hice poeta al no tener más recurso que la evocación para tenerte a mi lado…

IV

Cuando dos cuerpos se congelan a pesar de los abrazos. Abre la ventana y deja correr el viento.

V

Siempre gritemos lo que amamos, que el mar y el cielo se enteren que vivimos. Que lo discreto sea sólo para los placeres prohibidos y que estos vivan en servilletas. 

**   **   **

AKIRE

¿Acaso la palabra viene sola
cuando no se sabe su significado?
Akire advierte que no sé
como convencerla de lo que quiero.

De revés te imagino mía
como las horas guardadas de memoria.
Llena de oropel en mi lecho
bordo mi mano a tu fértil vientre
para perder mi caracol en tu inexpugnable pubis.
Gozaré al mirarme en el reflejo de tus dientes
atrapar tus miradas, mariposas tornasol,
y guardarlas en picaros versos.
¡Oh¡
/que muero porque no muero…/
¿Acaso la palabra viene sola
cuando no se sabe su significado?
Akire suena el trueno
Akire susurra el segundero
Akire empaña el azulejo
Akire me roba los significados,
me deja anclado a la palabra inefable…. Erika

¿Acaso la palabra viene sola
cuando no se sabe su significado?
Grito grave es mi deseo.
                                          Erika, entiendes que te estoy seduciendo.

(OsAR)

El Bambú de Eros

Por Dandelion

revistarevoltura

Revista de difusión literaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s