Elegía a dos Revoltosos

A continuación exponemos la obra de un par de occisos
que lucharon en continentes distintos, en épocas diferentes,
y plasmaron tanto
las bellezas como las injusticias sociales a través de sus respectivos oficios:


la poesía y el grafiti.

 

 

Alejandro Cruz Martínez (1960-1987)
  Bilal Berreni “Zoo Project” (1990-2013) 


 

 

 

 

Bilal Berreni “Zoo Project” (1990-2013) 

 

De ascendencia francesa y algeriana comienza a grafitear los muros parisinos a temprana edad, sin embargo sus murales más significativos las realiza en Túnez, durante la revolución de 2011. Ese mismo año parte al sudeste,  a un campo de refugiados que escapan de la guerra civil en Libia, allí pintando retratos sobre las lonas blancas que les sirven de muros menciona: el diseño ya no es solo un acto onanista ni abstracto, sino una acción política, cívica, ciudadana, en contacto con el mundo.  En sus creaciones intenta describir lo absurdo de la vida, nos muestra al prójimo -a nosotros mismos- como seres raros, híbridos entre humanos, animales y máquina. Cansado del sistema capitalista busca crear un caos y que de éste algo nuevo brote. Tras su estadía en Oriente explora la basta Rusia en una camioneta oxidada pintando y filmando una suerte de documental titulado “Está más que bien estar loco“. En 2014 su cuerpo fue finalmente reconocido por su familia tras ser encontrado en una casa abandonada en Detroit, EEUU. Lo habían asesinado meses antes a tiros un par de adolescentes por doscientos desvalorizados dólares.

 

aquí una reducida muestra de sus creaciones:

 

zoo-project-gp13

lv_6f71e5516f89afb7712882ba4cee2460351ad942

16125a6ef4302e07f522be55a5094b0b--zoo-project-zoos

zoo-project-bilal-berreni-street-art-marseille-4

c9070e5df4969be4ed85ce1bdcd06074--zoo-project-zoos

c6097860eb63a934af908cfca3fb0793--vide-zoo-project

zooo.duckduckgo.com

zoop{.duckduckgo.com

zoo-project-bilal-berreni-30-16

zoo-1

zoo-project-bilal-berreni-street-art-marseille-2

zoo-project-1

Tunis-murals-and-zoo-proj-004

 

 


Alejandro Cruz Martínez (1960-1987)

 

De linaje Ben ‘Zaa (“zapoteca”) –cuya lengua es la de mayor tradición literaria actual en México solo tras el castellano según Carlos Montemayor– autor de cuatro libros de poesía: Se cancela por olvido, Las historias que el tiempo no registra, Hagamos una pinta al cielo y uno inédito que no se publicó porque…

poco después de cumplir 27 años lo mataron. Nació en agosto de 1960 en el municipio de Ixtepec (Oaxaca, Mexico) y desde muy jóven manifestó su inquietud política. Siendo estudiante de la Escuela Normal del Istmo fundó el movimiento 17 de Octubre y formó parte del Frente Único Popular Ixtepecano, afín a la COCEI. En 1981 trabajó en Radio Ayuntamiento Popular. Atendía a cada una de las movilizaciones campesinas o estudiantiles, por lo que fue encarcelado en dos ocasiones: una en diciembre de 1983 durante el desalojo del Palacio de Gobierno, en Juchitán, y la otra el 3 de agosto de 1986, durante las elecciones municipales.

Buscaba que política y cultura tuvieran una comunicación orgánica, demostrándolo al participar en la Biblioteca Popular de Ixtepec, en la Asociación de Poetas y Cuentistas de Oaxaca (APOCO) -cofundador de ésta-, en la Casa de la Cultura Oaxaqueña y como Consejero de Educación y Cultura en Juchitán al día de su asesinato.

Se le tenía como el poeta oaxaquense con más perspectivas, al grado de llegar a llamarlo “el Toledo de la poesía”. Y no obstante su militancia, no escribía para la COCEI, lo hacía para toda la gente, su temática no era ni exclusiva ni mayoritariamente política. Alejandro Cruz Martínez fue asesinado en la tarde del 25 (o 22) de septiembre de 1987 cuando, acompañado de un grupo de comuneros, se dirigía a reclamar la perforación ya acordada por las autoridades de unos pozos para riego. Le disparó Manuel Pineda Santiago desde una camioneta en la que se encontraba con otros individuos del PRI. Pero, dice Manuel Matus, esa disputa fue el pretexto, a el lo mataron por su militancia política y cultural, por ser un hombre que no se callaba alegrías y desacuerdos.

Semblanzas por la Redacción y Arturo García Hernández

 

Poesía seleccionada:

 

SOBRE LA DURA PIEL DE LA PALABRA

Sobre la dura piel de la palabra
deslicé mis labios silenciosos
con la prisa de quien pide un beso.

Su caparazón
me retornó de tus ojos profundos
a la brisa dentro de su cuerpo.

En su dura piel
la palabra me brindó un collage
de lIanto-risa-suspiro-miedo.

Deslicé mis dedos sin tacto
y la lápida de tu risa
encerró mis besos balbuceantes.

Derramé mis cantos
agoté mis esperanzas flacas
retorné a trotar los ojos
mudos y pálidos de sueño.

Vestido de metáforas marchitas
me enamoré de la palabra amarga.

La palabra
explotó
en mi
oído
y
quedé
sordamente
herido
de charlatanería

 

II

 

Desenterré mis raíces
y salí a caminar por las montañas.

Hubo lugares donde comí flores
y otros donde aspiré su perfume.

Nací de un vientre vegetal
oscuro y perfumado
y recorrí lagunas, sierras y valles.

Enterré mis raíces en el vientre de jade
que sopla en la vieja Antequera
y pagué tributo a la amistad,
la soledad y al amor.

Me castigó el orgullo mis hojas
y la envidia marchitó mis cogollos.

Hube de retornar marchito
el vientre que me aguarda, confiado con nuevas raíces, sin flores de amor.

 

III

 

ELEGÍA

Yo digo que no hay más remedio
que echarse un fusil al hombro
decir: Ya no estoy solo
irse al monte a luchar.

Atrás, vienen mil gentes
con su fusil al hombro
cantando la la la la ra la
dispuestos también a luchar.

 

IV

 

NISAGUIE

A Tania, simplemente

La lluvia tiene cuerpo de mujer
andar ondulante que invita al amor
la lluvia tiene cuerpo de mujer.

Su cabello es largo y oscuro
que desparrama cometas y luceros
y salpica su risa por todas las calles.

Mira a todos y con todos sonríe
le gustan los versos que hablen de amor
amor a la tierra, amor a los niños
amor a la rabia en el pecho del hombre.

No me gusta ver llorar a la joven lluvia
porque sus párpados cierra y su rostro ensombrece
no me gusta que su rostro se agriete
por todos los dolores o su rabia infinita.

La lluvia es una joven hermosa
que le deja recuerdos frescos, verdes y suaves
por donde la miran pasar.

 

HAY DÍAS

 

Hay días
que me parecen tristes o nostálgicos
y debo cargar nubes en los hombros.
Hay otros días
que son pesados y largos
y me acuesto a mirar el cielo que me aplasta.

También hay días
—como hoy—
en los cuales preciso tus besos y tus hombros
que reclines tu frente en la mía
o me hables al oído
entonces
maldigo la distancia.

 

CUANDO ABRÍ LA LIBRETA

 

Cuando abrí la libreta
y tomé la pluma para escribir
una idea descansó en mi hombro.

Dejé la pluma
y ya no me importó la libreta
la idea seguía descansando
le sobé el lomo
le acaricié el piquito
y puse mi cabeza sobre su hombro.
Les juro que era una idea muy buena
no recuerdo de qué trataba
pero me acarició los oídos.

No supe cuándo ni cómo se fue
pero ahora
que deseo escribirla
solamente su aliento
tengo en mi oído.

Resulta que ahora las letras vienen
desnudas
con hambre
con sed
y con unas ganas inmensas de trabajar.
Sólo que ahora cuando sucede esto
no hay ropa
ni comida
ni agua
ni hay vacantes.

Por eso afirmo que debemos decir
“el pan nuestro” de los poetas
Es el a
        ve
        ces
            diario.

revistarevoltura

Revista de difusión literaria

2 comentarios sobre “Elegía a dos Revoltosos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s